Granjas de gallinas contra la discriminación

Hoy se conmemora el Día para la Cero Discriminación, momento de celebrar la diversidad, la tolerancia y la inclusión

Ayuda en Acción trabaja en distintos países de África para que muchas mujeres afectadas por VIH/Sida vivan una igualdad de derechos efectiva

Asociaciones de mujeres africanas organizan sus propias actividades alternativas generadoras de ingresos como forma de luchar contra la discriminación

Tiwonge Gondwe es una de las mujeres que viven en Malawi y luchan contra la discriminación. Arjen van de Merwe/ActionAid
COMPÁRTELO:

Decía Rigoberta Menchú que la paz no es solamente ausencia de guerra; sino que mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz. Hoy se conmemora el Día para la Cero Discriminación, una jornada para celebrar la diversidad, la tolerancia y la inclusión en la que recordarnos que la discriminación no es otra cosa que una forma más de violencia: genera exclusión, prejuicios, marginación y rechazo.

El Día para la Cero Discriminación, que se celebró por primera vez en 2014, surge por iniciativa de ONUSIDA y se alza contra el racismo y la discriminación en la escuela, el trabajo o en otros ámbitos de la vida, recordándonos que nos perjudica a todos, limita las oportunidades de las personas, provoca segregación y reduce nuestra capacidad para participar proactivamente en la sociedad. Como sostiene el director de ONUSIDA, Michel Sidibé, “ comprometerse para acabar con el estigma y la discriminación no es una opción: es un deber”. Una tarea pendiente que nos concierne a todos.

Según ONUSIDA, a finales de 2014 cerca de 37 millones de personas vivían con VIH/Sida en el mundo, de las cuales casi 26 millones procedían de África subsahariana. Una de las metas globales marcadas por el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida incluye ponerle fin para el año 2030, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el transcurso de esta lucha, acabar con la estigmatización y la discriminación por esta causa es una de las labores que desempeña Ayuda en Acción.

Luchando contra la discriminación

Se puede luchar de muchas formas contra las desigualdades y la discriminación. Ayuda en Acción actúa desde distintas perspectivas: desde la divulgación de información, sensibilización, concienciación por la igualdad o eliminación del estigma hasta el apoyo a las personas que han caído en las redes de la discriminación.

En distintos países de África apoyamos a personas que sufren de forma silenciosa el VIH/Sida movilizándonos para luchar por sus derechos y asegurar que se les proporciona un servicio de salud adecuado y se les facilita el acceso a medicamentos antirretrovirales. Éste es el caso de nuestra actuación en SFA en Malawi, donde trabajamos desde 1999 con nuestro socio ActionAid. Nuestros esfuerzos se centran en hacer frente a los desafíos de las personas que viven con el VIH/Sida, en especial, las mujeres, pues afrontan en determinados casos una situación de doble desigualdad: en muchas ocasiones vivir en una sociedad patriarcal las relega sin efugio a desempeñar un papel secundario.

En Malawi, el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva ha sido un reto especialmente difícil para las mujeres y niñas que viven con el VIH/Sidapor diferentes factores económicos y socioculturales. A través de nuestro principal socio ActionAid, hemos realizado distintas campañas de sensibilización, hemos impartido formación para tutelar el trabajo de los grupos de acción con el objetivo de lograr una mayor implicación de las autoridades en la prevención y tratamiento del VIH/Sida y enfermedades derivadas. Y es que, según datos de ONUSIDA, se estima que en 2014 alrededor de 1,1 millones de personas hacían frente a la epidemia de VIH/Sida en este país, mientras que la tasa de prevalencia se situaba en un 10%, una de las más altas en África Oriental y Meridional.

Asociaciones de Mujeres del Distrito de Erati, Mozambique.

Asociaciones de Mujeres del Distrito de Erati, Mozambique.

A través de los grupos de ahorro y préstamo, que actúan como bancos comunales,estamos apoyando a las mujeres en Malawi, quienes crean bolsas de fondos gracias a sus pequeños ahorros y los ponen en común. Después, mediante un sistema rotatorio, se lo van prestando entre ellas con un pequeño interés; lo que facilita que poco a poco puedan tener acceso al capital suficiente para emprender pequeños negocios. Las mujeres que han participado se muestran optimistas, como Linley Chijala, quien ha mejorado su economía gracias a la cría de aves de corral. “Esto nos ayudará a recaudar fondos correctamente para valernos por nosotras mismas”, asegura Rose Nyirongo, una de las participantes en la formación.

Otro proyecto en el que Ayuda en Acción lucha directamente contra la discriminación nos sitúa en Erati, cuyo significado es “deseo cumplido”. En esta zona, ubicada en el corazón de Mozambique, trabajamos con el objetivo de fortalecer el sistema de salud de forma sostenida para que la población pueda ejercer su derecho a la salud. Mediante charlas, capacitaciones y apoyo psicosocial, movilizamos a las personas a través de organizaciones activistas para que acudan al hospital a realizarse el test de VIH/Sida y someterse al tratamiento haciendo frente a los estigmas. El objetivo: crear conciencia sobre la propia salud.

Actuaciones de prevención, sensibilización y trabajo con mujeres destacan entre nuestras labores. Fomentamos la iniciativa asociativa y la organización de personas excluidas dándoles información para que conozcan sus derechos y sensibilizando a colectivos vulnerables para que puedan defenderlos por sí mismos. Gracias a ello, distintas asociaciones de mujeres africanas han conseguido organizar actividades alternativas generadoras de ingresos para emprender en la comunidad o en sus casas: creando sus propios graneros, molinos, granjas de gallinas y huertas comunitarias, fomentando el desarrollo sostenible, el trueque y la solidaridad. Conseguir sus propios medios de vida autónomos se traduce en una forma de luchar contra la discriminación.

El artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos señala que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Hoy alzamos la voz en pos de una igualdad de derechos efectiva, el respeto y la diversidad. El Día para la Cero Discriminación solo trata de recordárnoslo una vez más.


COMPÁRTELO: