BASE SOCIAL

Base social

Cada año, decenas de miles de personas demuestran con su solidaridad que es posible luchar contra la pobreza y mejorar las condiciones de vida de quienes necesitan nuestra ayuda.

En 2015 nuestra labor de cooperación y desarrollo pudo llevarse a cabo con total independencia gracias a las aportaciones regulares de una media de 118.000 socios*. Además, más de 7.000 personas respaldaron nuestras campañas realizando donativos puntuales.

Niños pequeños

El apadrinamiento permite establecer un vínculo solidario con un niño o niña y colaborar con el desarrollo de toda su comunidad.
A lo largo de la relación de apadrinamiento se acompaña al niño o niña en su crecimiento, desarrollo y educación y a la comunidad completa en su progreso.

Integrantes de Ayuda en Acción

Los socios causa apoyan de forma regular el trabajo que la Organización desarrolla en líneas de actuación concretas: infancia, mujeres, innovación educativa, alimentación, fondos generales.

A&A_Base_social-01

En los últimos años venimos trabajando en dimensionar nuestra base social, porque entendemos que el mundo está cambiando; el norte es menos norte, el sur es menos sur, y las organizaciones sociales sin ánimo de lucro tratamos de dar respuesta a las nuevas preocupaciones y situaciones de necesidad. Por eso, creyendo necesario ampliar el espectro de nuestro trabajo y generar oportunidades sin tener en cuenta los límites geográficos, en 2013 abrimos procesos de generación de base social en Perú y Colombia.

Porque no importa de dónde procedan las personas solidarias y los voluntarios o de dónde sean las que necesitan ayuda. La geografía no puede limitar la esencia de nuestra misión. La actualidad y nuestro trabajo en América Latina nos desvelan que las desigualdades siguen existiendo, aún a pesar del crecimiento macroeconómico de algunos países donde trabajamos. Nos hemos propuesto implicar a la sociedad civil colombiana y peruana, así como a otros actores –empresas, instituciones, etc–, con el objetivo de mantener nuestra misión institucional: la lucha contra la pobreza y la desigualdad y el fomento del desarrollo sostenible de las comunidades más desfavorecidas.

Gracias al compromiso de todas y todos los que formamos la Fundación sin ánimo de lucro Ayuda en Acción, continuamos colaborando con las comunidades más desfavorecidas de 21 países de América Latina, Asia y África, y hemos podido ampliar nuestra labor en España para cubrir las necesidades básicas de familias en riesgo de exclusión social. Por todo ello, queremos darle las gracias a quienes, a pesar de las dificultades, siguen a nuestro lado con la confianza de que juntos podremos lograr un mundo más justo con los derechos humanos garantizados para todas las personas.